El Jamón Ibérico

Jamón Ibérico de Bellota Miratonda

El jamón ibérico es uno de los productos estrella de la gastronomía española. Su elaboración es artesanal, el maestro jamonero cuida cada jamón individualmente.

Para su producción debe contar como mínimo con un 50% de pureza de raza para ser denominado “jamón ibérico”. Las características principales de estos jamones derivan de la pureza de esta raza, de la cría de estos animales en régimen extensivo de libertad en las dehesas, donde pueden moverse libremente y realizar ejercicio físico, de la alimentación que sigue el cerdo en el periodo de montanera y, por último, de la curación del jamón, que va desde los 8 a los 36 meses dependiendo del tamaño de la pieza y de la cantidad de bellota que haya ingerido el cerdo.

El jamón ibérico se distingue de los demás por su textura, aroma y sabor singulares. Tiene un sabor delicado, poco salado o dulce, y un aroma agradable. El sabor varia en función de la cantidad de bellota que haya comido el cerdo, y del ejercicio que haya hecho.

Tipos de Jamón Ibérico:

  • Jamón Ibérico de Bellota: Procede de cerdos ibéricos criados libremente en la dehesa y  que son alimentados con frutos silvestres y bellotas durante la montanera hasta alcanzar su peso óptimo.
  • Jamón Ibérico de Cebo de Campo: Procede de cerdos ibéricos criados en la dehesa libremente y alimentados a base de hiervas y piensos (cereales y leguminosas) hasta alcanzar su peso ideal de sacrificio.
  • Jamón Ibérico de Cebo: Procede de cerdos ibéricos criados en cebaderos y alimentados a base de piensos (cereales y leguminosas).

Miraotnda Guijuelo jamón de cebo o de bellota ASICI